Operativo beirut la clave de inteligencia criminal

Un plan concreto en Inteligencia Criminal para evitar que se filtren terroristas en los nuevos refugiados Sirios

Luego de las movilizadoras fotos de los asilados sirios arribando a comienzo de este mes al Aeropuerto Internacional, pero esto no comienza aquí -pero esto no fue muy difundido- respecto al trabajo llevado adelante por un comité de nuestro país que viajó al país de Oriente para definir si los que requieren cobijo no signifiquen un riesgo para la protección de los Argentinos. Entérate de los detalles de la conocida Misión Beirut, desarrollada en los meses pasados por integrantes del Ministerio de Seguridad y Cancillería, agentes de inteligencia y miembros del Grupo Alacrán de Gendarmería que viajaron a la ciudad más importante del Líbano con el objetivo de analizar a 63 personas sirias que se postularon para el plan de acogidos que brinda nuestro país y que ya dio refugio a unas 1.500 personas provenientes de Medio Oriente, epicentro de los actos terroristas del Estado Islámico. “El fin es confirmar que en ninguno de los casos originarios de una de las regiones más importantes del accionar del Estado Islámico tenga vinculaciones con las organizaciones terroristas dispuestas para atentar en cualquier punto del planeta”, comentó uno de los integrantes del equipo.

El reporte con las definiciones de la investigación ya lo tiene a su disposición el presidente de la nación y se aguarda el permiso para brindar una programación donde se decidirá por otra comitiva de los más de 1.500 sirios que solicitaron los visados.

Como trataron el tema en el gobierno anterior

El gobierno anterior respaldo la implementación del Proyecto Siria -después fue parada por la administración anterior- no se pensó en sus orígenes sin verificar sobre las identidades de los solicitantes de refugio. Gran error. “En un momento de conflictos bélicos, los papeles son principalmente complicados de corroborar que no sean apócrifas como por ejemplo el robo de identidades, el tráfico de personas, el secuestro de menores y fugas de muchos responsables de crímenes de lesa humanidad con identidades apócrifas”, describe el reporte. La crisis que expulsó a 5 millones de sirios en en los últimos años indujo que por unos cuantos U$D tengan la posibilidad de conseguir documentos originales de Siria legales. Tras de estas acciones de fraude puede esconderse el accionar terrorista. Los casos son abundan. Dos de los terroristas del teatro Bataclan de París (incidente ocurrido el 13 de noviembre de 2015) resultaron ser iraquíes que viajaron al país por Grecia con pasaportes sirios obtenidos de forma ilegal. “Por este motivo era imprescindible comprobar que los datos de los pasaportes fueran fidedignos, por esta causa se llevó adelante un método firme en reuniones con los solicitantes, el análisis de los papeles y una identificación biométrica efectuada con la tecnología más avanzada que existe en la actualidad, la misma que manejan en Estados Unidos para identificar el cadáver de Bin Laden, en el marco de la Operación Arpón de Neptuno”, comentó la fuente consultada. Los datos obtenidos en este procedimiento fue comparada con los bancos de datos de las agencias de inteligencia norteamericana, lo que permitió definir o descartar la relación entre los consultados y los posibles terroristas (o allegados) cuya averiguación se encuentra secreta. De todos los evaluados, siete no sortearon cualquiera de los tres métodos de comprobación y se les negó el pedido de refugio.

Cuáles son los pasos a seguir en este momento

A pesar de la eficiente tarea llevada adelante por los miembros de esta misión, una pregunta que desvela a los integrantes de nuestro gobierno: ¿cómo comprobar las legitimidad de los 1.500 sirios que ya se encuentran en el país previamente a este sistema de seguridad? Una acción pendiente que tendrán que afrontar sin saltar las garantías humanitarias que suponen esta serie de pactos de cooperación con otros países. “No podemos permitir un nuevo ataque terrorista en nuestro país y para no llegar a eso, tenemos que estar alertas a distintos tipos de señal por parte de organizaciones terroristas que en la actualidad no necesitan de una importante logística para causar problemas importantes”, finalizó el especialista.